Amor entre sillitas II

«Qué desastre el mercado de las sillitas. Me quedaré sólo toda la vida…» Marc continúa anhelando aquello que le haga sentir vivo e ilusionado, a pesar de que el entorno no le sea el más favorable. En medio de esta búsqueda por la felicidad, descubre que la vida es un constante aprendizaje y que, a veces, encontrarnos en situaciones  inesperadas, nos generan reacciones antes inimaginables…

¿Quieres un cuadro a medida?

Te Puede Interesar